JAVIPRIETO.ES

varios ii
“Desde mi mucha…o poca vergüenza” de Rakel Winchester.

“…Y aquella tarde compramos petardos, típicos también del barrio…
Primero fuimos a la casa de la “Kingkona”, vecina del bajo como mi abuela, con sus rulos siempre puestos, y su ventana estaba justo antes de entrar en el portal. La llamaban así por ser esposa del “Kingkon” y tenían un “mal bajío” increíble ambos y todo les molestaba.
Lanzamos uno por su ventana y salimos huyendo.
Luego pasamos por la ventana de otra vecina del portal de al lado, “la gata negra”, viuda, de luto perpetuo y aspecto terrorífico…De esas superviejas con las cejas pintadas de marrón…Así que otro petardito por la ventana y ¡¡a correr!!.
Hicimos la ronda petardil y nos paramos a descansar en “los bancos”. Ese lugar emblemático del barrio donde salían las abuelas en las noches calurosas con sus sillas a tomar el fresco..”

Rakel Winchester

los petardos (libro rakel winchester)
“Desde mi mucha…o poca vergüenza” de Rakel Winchester.

“…Y aquella tarde compramos petardos, típicos también del barrio…
Primero fuimos a la casa de la “Kingkona”, vecina del bajo como mi abuela, con sus rulos siempre puestos, y su ventana estaba justo antes de entrar en el portal. La llamaban así por ser esposa del “Kingkon” y tenían un “mal bajío” increíble ambos y todo les molestaba.
Lanzamos uno por su ventana y salimos huyendo.
Luego pasamos por la ventana de otra vecina del portal de al lado, “la gata negra”, viuda, de luto perpetuo y aspecto terrorífico…De esas superviejas con las cejas pintadas de marrón…Así que otro petardito por la ventana y ¡¡a correr!!.
Hicimos la ronda petardil y nos paramos a descansar en “los bancos”. Ese lugar emblemático del barrio donde salían las abuelas en las noches calurosas con sus sillas a tomar el fresco..”

Rakel Winchester